Mi banner en flash

El Mundo Según JuanCPovE

lunes, diciembre 01, 2014

Robado pero vivo. No pasa nada.

1565_Weapon_01

Pues uno si quisiera estar arrancando el mes de Diciembre hablando en el blog de cosas bonitas por la llegada de la Navidad, perooo lamentablemente esto es Venezuela y como nos dijo uno de los Guardias Nacionales que nos atendieron hoy al denunciar un robo: –“Ya nosotros estamos listos para recibir el aumento de denuncias de esta temporada”… …ojo, para “recibir”, que recibir no significa “atender” o “hacer algo para que no queden impunes”, el “recibir” es simplemente anotarlas y si acaso, si queda un tiempito, agregarlas a las estadísticas.

El hecho es que ayer Domingo 30 de Noviembre partí de Puerto Ordaz hacia Caracas en un Autobús de Expresos Camargüí, de esos que llegan hasta la Avenida San Martín. Todo iba bien cuando mientras dormía, (aproximadamente a las 3:00 am), de repente se encendieron las luces del transporte y vi como una serie de individuos abordaban el vehículo armados con chopos, cuchillos y machetes. No sé si por el sueño, por los nervios repentinos que me invadieron o por lo mal que hablaban que no les entendí un carajo a los malhechores, solo sé que mientras me apuntaba con un cuchillo, uno de ellos me quitó mis lentes, celular, billetera, (que de milagro logré retirar la cédula de ahi con disimulo) y el bolso donde llevaba una cámara Sony de reciente compra que había estrenado este fin de semana para la fiesta de Navidad en el Colegio de mi nené.

Robaron a todos los que estábamos en el segundo piso del autobús aunque la gente que estaba en el fondo del carro tuvo mejor suerte y algunos lograron salvar sus teléfonos celulares y una que otra cosilla adicional. Cuando los delincuentes ya con motín en mano abandonaban la “unidad”, el último, el más bajo de los malandros fue atrapado cerca de la puerta por dos de los pasajeros, inmediatamente el chofer del autobús trancó la salida y arrancó el carro.

Fue un momento de gran tensión porque varios de los pasajeros de repente se levantaron y comenzaron a golpear a patadas y puños al malandro capturado, me pareció una tamaña estupidez porque los delincuentes tenían armas de fuego y a la vez ni siquiera sabíamos si podían tener una moto o un carro cerca a su disposición y generarse una persecusión, menos mal ese no fue el escenario.

La golpiza en el interior del autobús continuó, incluso uno de los pasajeros que capturó al susodicho le metía la cabeza en el baño lleno de orines una y otra vez, con esa “tortura” el ladronzuelo, (que más tarde nos enteramos solo tiene 14 años de edad), empezó a confesar nombres de sus cómplices, de que barrio/sector provenía, en que lugar se reunían, etc, etc, etc, todos esos datos los iba anotando otro de los pasajeros. Esa tortura también incluyó sacar la cabeza del ladrón por la puerta del carro mientras rodaba, en más de una ocasión pensé que lo iban a arrojar con el auto en movimiento, más de uno expresó que esa debía ser la intención, porque al ser menor de edad de seguro lo entregaban a las autoridades y también lo soltaban al otro día protegido por la Ley del Menor.

Como a los 20 minutos de avance nos encontramos con una alcabala temporal montada por la Guardia Nacional que revisaba los carros que pasaban por allí. Cuando se bajaron varios de los pasajeros y que a la vez entregaban al ladrón, me di cuenta que había un muerto tirado en la carretera, también estaba una moto arrojada lo que hacía ver que acababa de ocurrir allí un enfrentamiento, ajeno a lo que nos ocurrió claro está, pero igual era otro acto delictivo. Con las conversaciones entre el chofer y los guardias nacionales me enteré que nuestro autobús estaba entrando a la parada de El Guapo cuando de repente uno de los malandros encañonó al conductor, lo desvió lejos de la mencionada parada y ahi fue cuando entraron los demás ladrones al autobús, (al menos esa fue la versión del chofer).

Después de eso se decidió llevarnos a un Destacamento de la Guardia Nacional ubicada en Caucagua, allí seleccionaron a 10 de los pasajeros, uno de ellos fui yo, para que nos entrevistaran acerca de los hechos ocurridos, no tanto una denuncia formal porque eso no se puede hacer, no tengo ni la menor idea del porqué cuando uno va denunciar un hecho hamponil en Venezuela los funcionarios públicos encargados rehúsan utilizar el término “denuncia”, tal como me ocurrió en Mayo de este mismo año cuando en lugar de poder “denunciar” el robo del que fuí víctima ante el CICPC, lo único que logré hacer fue “notificar” el extravío de mis documentos de identificación durante un evento delictivo. ¿Cómo les parece?.

En fin, “entrevistaron” las 10 personas, cada uno contó su versión y nuevamente nos subimos al autobús. El delincuente capturado quedó en el destacamento esperando por la llegada de un Representante de la Ley del Menor para decidir su destino. Ya se podrán imaginar cuál va a ser. El carro de Expresos Camargüí fue escoltado por dos guardias nacionales hasta la terminal en la Av. San Martín en Caracas. No sé si yo era el anormal que el resto del viaje se mantuvo enojado, triste, nervioso, deprimido, asombrado por la violencia demostrada tanto por el bando de los malandros como por el bando de los pasajeros que golpearon al delincuente atrapado, mientras que el resto de la gente decía chistes sobre lo ocurrido, las bromas xenofóbicas que le hacían a uno de los pasajeros que era de descendencia china porque en el robo había perdido su Tablet Samsung pero: -“los chinos tienen mucha plata por lo que le roban a los venezolanos en sus abastos” según la repugnante opinión de varios de los pasajeros, la felicidad que demostraban varias doñas porque los guardias que nos escoltaban eran según ellas “muy guapos”, y para cerrar con broche de oro el comentario a voz en grito de otra de las víctimas al llegar al terminal: -“Bueno Señolah y Señoleh, fue un placel habel sido asaltado con ustedes, jajajajajajaja, bueno, bueno, vamo’ a hacel una colecta, ¿veldad?, pa’yo poder ilme a mi casa, jajajajajajaja”.

Nos estamos leyendo, felices fiestas, feliz navidad…

1 comentario:

epijc dijo...

LA TRISTE Y CRUEL REALIDAD, NADA MAS

PERO HAY PATRIA , CON LADRONES,

CORRUPTOS Y DEMAS.