Mi banner en flash

El Mundo Según JuanCPovE

domingo, agosto 20, 2006

MIRANDA, La Película (>_<)

Hoy fui a un Cines Unidos a ver la nueva película venezolana de Miranda. Les pido por favor que antes de continuar leyendo mi post, se tomen 2 minutos viendo el siguiente extracto de la película "Bolívar soy yo" de hace unos cuantos años que explica al máximo mi punto de vista.



¿Listo?, bueno. Copiandome la advetencia de Wikipedia otra vez: "El siguiente post contiene información acerca de la trama de la película, por favor no continúen si aún no han visto la misma, si por el contrario ya la vieron, por favor prosigan con la lectura y agradezco cualquier comentario a favor o en contra, si no la han visto e igual continúan leyendo, atenerse a las consecuencias".

Fin de tanto protocolo, ^_^ . Toda la semana pasada estuve oyendo los muy buenos comentarios sobre la película de Miranda que fue estrenada, creo, el pasado viernes. Excelente historia, muy buena actuación, hermosa banda sonora, gran calidad de fotografía, genial vestuario, la mejor producción del cine venezolano, en pocas palabras, "a comprar su respectivo ticket y apoyar el talento nacional".

Ante tantas alabanzas recordé aquella excelente película del Sr. Orlando Urdaneta por los años noventa: "Cien Años de Perdón", en la cual su protagonista junto a un grupo de amigos deciden asaltar un banco, ¿la recuerdan?, de vez en cuando la repetían por Televen antes de que se impusiera la ley mordaza. En fin, es una película que demostró que en el país cuando las cosas se hacen con inteligencia, con cariño y con respeto al público se logran excelentes productos. Con esa idea y con la mejor voluntad decidí pagar mi entrada al cine para ver a MIRANDA.

Lamentablemente en esa hora y media de película se me acabaron las ilusiones, (por no decir que a los 20 minutos ya se habían ido al vacío), me pareció una decepción total. Primero que todo me atrevo a decir que la película no es apta para menores, así que señor, señora, si creen que su hijo puede conocer más de la historia de este prócer a través de ella, no me parece que sea la herramienta más correcta para que lo hagan. Me pareció que la vida de Miranda es resumida muy a vuelo de pájaro y se concentró exageradamente en las relaciones sexuales que este tuvo, así mismo, como lo leen. Los puntos importantes, las batallas, la creación de la bandera, varios eventos históricos son explicados rapidamente y sin desarrollarlos, como si se estuviera leyendo una rápida cronografía, pero apenas se aborda alguna relación amorosa de Miranda, pues vaya que allí si se encontraran detalles, no sé en que momento Miranda planeaba sus ideales de Independencia porque según la película, todo el tiempo se encontraba entre las piernas de una mujer desde su adolescencia. Desnudos por allí, desnudos por allá, desnudos al comienzo, desnudos al final, ¿y la historia?, bien gracias, ¡ah mira!, ¡otro desnudo!.

Y no es que esté en contra de los desnudos, Miranda fue humano también, tuvo sus aventuras, Bolívar también las tuvo, no voy a juzgar a ninguno de los dos. Los desnudos pueden ser artísticos como el de Kate Winslet en Titanic, pero no creo que por eso se esté haciendo una película de Miranda y no creo que por su vida sentimental Miranda sea un héroe nacional. Otro detalle que noté fue el sonido, en la radio se jactaban de tener excelente audio y muy buena sonora. Puede ser que la tuvieran, pero la mala edición la mató, la liquidó. Hay escenas donde se escucha la orquesta en el fondo, pero al cambiar la escena, la música no hace un "Fade Out", (un desvanecimiento, creo, no encuentro el término correcto en español) simplemente la "decapitan" por un silencio absoluto.

Y las cámaras, ¡Dios santo!, un dolor de cabeza total, como para salir mareado del cine. Todo el tiempo se la pasan haciendo tomas cerradas de los actores desenfocando los fondos, claro, como eran bastante pobres era lo mínimo que se podía hacer. No sé que experimento trataban de hacer con las tomas desde el suelo con un ángulo de 45º hacia arriba (para donde más, jejeje), me parecieron terribles. Las batallas, que duraban como 30 segundos, no se veía nada, nada de nada, las cámaras giran en un segundo 360º, se veían patas de caballos, piernas y césped, al rato se apreciaban 4 gatos en el piso medio mutilados y ya, ah, y un paquetito de salsa de tomate que cayó en una cámara, ^_^ . Tanto talento en el país para crear simulaciones digitales de ciudades y escenarios y no fueron utilizados, es una lástima. Y nuestros paisajes naturales, ¿qué?, tan poco fueron explotados a su plenitud.

Pero no quiero atacar a esta película por su falta de escenarios majestuosos o demás detalles de producción, la falta de un presupuesto alto puede ser un motivo para ello, (espero no enterarme después que gastaron no sé cuantos millardos por su creación), mi opinión como espectador es que cuando se tiene esta limitación, se debe trabajar con más fuerza en un guión que enganche al público, que te importe nada que una cortina salga rota simplemente porque estás atrapado por la historia, que te pones en el papel del protagonista por que estás convencido con lo que te están contando, es como un buen libro, no ves imagenes por ningún lado pero te dejas atrapar por los hechos descritos, cosa que en mi opinión no ocurre en toda la película. En esta oportunidad tampoco me voy a quejar de los actores, si no se tiene buen material con el cual trabajar no se pueden hacer milagros.

"A través de esta película se aprecia un Miranda más humano...", alcancé a oir por ahí en la radio a uno de los productores, a lo que yo pregunto: ¿es más humano un Miranda que se acostaba con cuanta mujer se atravesaba en su camino al Miranda idealista que sacrificó su vida en una cárcel por tratar de cumplir los sueños de libertad de su tierra?. Que mal haber perdido una genial oportunidad para narrar la vida de un prócer tan grande como lo fue Francisco de Miranda y su aporte en la Historia. En el fragmento de la película "Bolívar soy yo" que les dejé al principio de este post, explican en pocas palabras a lo que me refiero.

Si esta crítica llegara a la radio y a la TV y además yo trabajara allí, en donde se jactan hasta al cansancio de haber realizado una excelente producción, sin duda me mandarían al @#~!& y que soy un resentido envidioso, no sé, además que debemos apoyar a como de lugar al Cine Nacional, a lo que yo respondo: yo apoyaré el Cine Nacional cuando ellos apoyen al espectador y nos brinden obras de real calidad. "Lo que pasa es que estás acostumbrado a ver puras películas norteamericanas y no entiendes ya una producción nacional", podría decir cualquiera, ¿sabían que para mi una de las mejores películas que han habido es "La Vida es Bella" y es italiana?. Lo siento, pero yo no puedo hacer comentarios aduladores sobre algo que me pareció fatal, sin importar quienes hubiesen trabajado allí.

A lo mejor soy yo el que está mal y me terminan convenciendo de que no pertenezco a este planeta y que MIRANDA es una obra maestra, ¿por qué no?, de todos modos me agradaría conocer sus opiniones.

Ando medio de mal genio hoy, ¿lo notaron?, jejejeje, me levanté contento, pero después del cine me cambió el humor. Trataré de no criticar más películas en el futuro, por lo menos no a través de mi blog, si no perderé a los pocos pero respetados y queridos lectores que tengo.

Saludos, ¡nos estamos leyendo!

JC

3 comentarios:

Juan Carlos Chirinos dijo...

Amigo,

después de ver el fragmento de "Bolívar soy yo" y de leer tu inteligente post tengo más ganas de ver la película. Te explico por qué. En dos partes.
1) Conozco más o menos bien el cine de Rísquez (es decir, he visto casi todas sus películas) y éste se caracteriza porque la producción suele ser muy plástica y teatral, pero poco cinematográfica en el sentido de hacerla mágica. La magia que trata de buscar es la magia de la forma plástica, no del movimiento, quizá pro eso usa tan poco los efectos especiales. En eso se parece un poco al cine de Greenaway y Jarman. Esto no quiere decir necesariamente que sea bueno per se; sólo es un estilo de hacer cine, y hay algunas películas que son un tostón y otras que no tanto. recuerdo con particular placer Amérika, terra incógnita.
Así que desde el punto de vista cinematográfico, he de esperar para saber si estoy de acuerdo con tu apreciación de la película o no.
2) Dice algo en tu post sobre la vida de Miranda: "Los puntos importantes, las batallas, la creación de la bandera, varios eventos históricos son explicados rapidamente y sin desarrollarlos".
Puedo decirte con algo de sustento que si el planteamiento de la película se centra en la vida personal de Miranda más que en las batallas y su gesta heroica, no se han equiviocado en absoluto. Los que tenemos una visión equivocada del personaje somos nosotros, que nos enseñan que la vida del Precursor consistió en desembarcar en La Vela de Coro y estar en el gfracaso que fue la Primera República entre 1811-13. Si sacas cuentas, de los 66 años que vivió Miranda, tan sólo dedicó a las batallas unos nueve años a hacer vida en el campo de batalla, repartidos entre la experiencia en Ceuta y Melilla, la Campaña de Pensacola en Florida, la defensa de la Revolución francesa en Bélgica, la aventura del Leánder ( o "la" Leánder, según explicación de Roberto Echeto porque se trataba de una corbeta) y los tres años de infructuosa defensa de la Primera República. Como ves, sólo el 30 ó 40% de su vida activa como militar lo dedicó a batallar por Venezuela.
¿Qué hizo el resto del tiempo?
Descartemos los 21 años en Caracas, antes de irse a Madrid. Nos quedan 45 años de vida adulta, al que le hemos restado 9 años de guerra: 36 años. Dejémoslo en 35 años. ¿Qué hizo?

Se formó: aprendió idiomas, arte militar, ciencias, filosofía, política. Compró una cantidad enorme de libros, mapas, globos terráqueos, partituras para flauta, etc.

Escribió: Un diario (1771-1800), cartas, artículos, peticiones, etc.

Hizo vida social: establecía relaciones con todos los personajes que le parecían importantes o interesantes.

Viajó: Como un poseso. recorrió Europa y parte de Asia menor, y el Estados Unidos de entonces.

Folló: Todos los días. Según su propio testimonio, solía dormir con una chica distinta cada día donde quiera que llegaba. Sus sirvientes se la tenían preparada.

Pensó: Mucho. Pero hay que advertir que no fue sino hasta los años 1780-1785 cuando cuando comenzó a pensar en una vía revolucionaria para liberar Venezuela y el resto de la América hispana de la dominación española. Hasta entonces, su objetivo era escalar posisciones en el ejército español. Las traiciones, envidias y el conocimiento de una república democrática como Estados Unidos y el sistema parlamentario inglés le ayudaron a diseñar un pensamiento secesionista. Su visión de una América unida cristalizó en el sueño de un Incanato americano. Obviamente, el proyecto de la Gran Colombia es una, para decirlo de manera suaave, "adaptación" de los planes mirandinos. De hecho, la palabra Colombia la utilizó Miranda para su obra (Colombeia), y este a su vez la tomó prestada de un poema a Washington de una ex esclava negra estadounidense. No es casualidad que el día de la firma del Acta de Independencia de EE. UU. y de Venezuela sean el 4 y el 5 de julio respectivamente: Miranda quería que coincidieran, pero distintos factores retrasaron en un día la firma de nuestra acta.

Como ves, la vida de Miranda no fue sólo "la independencia". Fue mucho más. También mucho más que follar todos los días, claro. Pero lo de follar era fundamental: quizá Miranda padeció de satiriasis que es como nifomanía pero masculina.
Y por eso me interesa mucho ver la película, porque toca un aspecto esencial de la vida del ser humano que fue Miranda. Puede que no sea el más interesante para el rollo de la Independencia (who knows?), pero sin ese aspecto su biopic quedaría chucuta.
Es importante saber que Miranda no vivió para la independencia de Venezuela. Sólo fue uno más de sus tantos proyectos. Es eso lo que lo hace universal. Él, como todo ilustrado del siglo xviii, esperaba ver instaurado el reino de la justicia y la equidad. En el mundo, no sólo en un trocito de él.
Si me preguntan, creo que al hacer una biopic de Miranda hay que poner las batallas de Miranda para darle "emoción" al asunto, pero no hay que olvidar que Miranda, antes que un militar, es un intelectual, un estadista que prefiere resolver los problemas con diálogo antes de con armas. Y un amante en el sentido general de al palabra: amante de las mujeres, de los libros, los viajes y el conocimiento, su gran obsesión.
Un saludo

Juan Carlos Chirinos dijo...

he colocado un comentario sobre tu post en mi blog (juancarloschirinos.blogspot.com), y he modificado el comentario que te acabo de hacer. Si te apetece, te esperamos por allá. Saludos.

Después de ver el fragmento de "Bolívar soy yo" [que colocó] y de leer tu inteligente post tengo más ganas de ver la película. Te explico por qué. En dos partes.
1) Conozco más o menos bien el cine de Rísquez (es decir, he visto casi todas sus películas) y éste se caracteriza porque la producción suele ser muy plástica y teatral, pero poco cinematográfica en el sentido de hacerla mágica. La magia que trata de buscar es la magia de la forma plástica, no del movimiento, quizá por eso usa tan poco los efectos especiales. En eso se parece un poco al cine de Greenaway y Jarman. Esto no quiere decir necesariamente que sea bueno per se; sólo es un estilo de hacer cine, y hay algunas películas que son un tostón y otras que no tanto. recuerdo con particular placer Amérika, terra incógnita. Así que desde el punto de vista cinematográfico, he de esperar para saber si estoy de acuerdo con tu apreciación de la película o no.
2) Dices algo en tu post sobre la vida de Miranda: "Los puntos importantes, las batallas, la creación de la bandera, varios eventos históricos son explicados rapidamente y sin desarrollarlos". Puedo decirte con algo de sustento que si el planteamiento de la película se centra en la vida personal de Miranda más que en las batallas y su gesta heroica, no se han equiviocado en absoluto. Los que tenemos una visión equivocada del personaje somos nosotros, que nos enseñan que la vida del Precursor consistió en desembarcar en La Vela de Coro y estar en el fracaso que fue la Primera República entre 1811-13. Si sacas cuentas, de los 66 años que vivió Miranda, tan sólo dedicó unos nueve años a hacer vida en el campo de batalla, repartidos entre la experiencia en Ceuta y Melilla, la Campaña de Pensacola en Florida, la defensa de la Revolución Francesa en Bélgica, la aventura del Leander ( o "la" Leander, según explicación de Roberto Echeto, nuevo especialista en barcos, porque se trataba de una corbeta) y los tres años de infructuosa defensa de la Primera República. Como ves, sólo el 30 ó 40% de su vida activa como militar la dedicó a batallar por Venezuela. ¿Qué hizo el resto del tiempo?
Descartemos los 21 años en Caracas, antes de irse a Madrid. Nos quedan 45 años de vida adulta, al que le hemos restado 9 años de guerra: 36 años. Dejémoslo en 35 años. ¿Qué hizo?

Se formó, se autoeducó: aprendió idiomas, arte militar, ciencias, filosofía, política. Compró una cantidad enorme de libros, mapas, globos terráqueos, partituras para flauta, etc.

Escribió: Un diario (1771-1800), cartas, artículos, peticiones, etc.

Hizo vida social: establecía relaciones con todos los personajes que le parecían importantes o interesantes.

Viajó: Como un poseso. recorrió Europa y parte de Asia menor, y el Estados Unidos de entonces.

Folló: Todos los días. Según su propio testimonio, solía dormir con una chica distinta cada día donde quiera que llegaba. Sus sirvientes se la tenían preparada.

Folló.

Folló.

Folló.

Folló.

Y volvió a follar.

Pensó: Mucho. Pero hay que advertir que no fue sino hasta los años 1780-1785 , más o menos, cuando cuando comenzó a pensar en serio en una vía revolucionaria para liberar Venezuela y el resto de la América hispana de la dominación española.

Hasta entonces, su objetivo era escalar posiciones en el ejército español. Las traiciones, envidias y el conocimiento de una república democrática como Estados Unidos y el sistema parlamentario inglés le ayudaron a diseñar un pensamiento secesionista.

Su visión de una América unida cristalizó en el sueño de un Incanato americano. Obviamente, el proyecto de la Gran Colombia es una, para decirlo de manera suaave, "adaptación" de los planes mirandinos. De hecho, la palabra Colombia la utilizó Miranda para su obra (Colombeia), y este a su vez la tomó prestada de un poema a Washington de una ex esclava negra (Phillis Wheatley) estadounidense. No es casualidad que los días de la firma del Acta de Independencia de EE. UU. y de Venezuela sean el 4 y el 5 de julio, respectivamente: Miranda quería que coincidieran, pero distintos factores retrasaron en un día la firma de nuestra acta.

Folló otra vez.

Y volvió a follar.

Una follaíta de ñapa.

Como ves, la vida de Miranda no fue sólo "la independencia". Fue mucho más. También mucho más que follar todos los días, claro. Pero lo de follar era fundamental: quizá Miranda padeció de satiriasis que es como nifomanía pero masculina.

Y por eso me interesa mucho ver la película, porque toca un aspecto esencial de la vida del ser humano que fue Miranda. Puede que no sea el más interesante para el rollo de la Independencia (who knows?), pero sin ese aspecto su biopic quedaría chucuta. Es importante saber que Miranda no vivió para la independencia de Venezuela. Sólo fue uno más de sus tantos proyectos. Es eso lo que lo hace universal. Él, como todo ilustrado del siglo xviii, esperaba ver instaurado el reino de la justicia y la equidad. En el mundo, no sólo en un trocito de él.

Si me preguntan, creo que al hacer una biopic de Miranda hay que poner las batallas de Miranda para darle "emoción" al asunto, pero no hay que olvidar que Miranda, antes que un militar, era un intelectual, un estadista que prefería resolver los problemas con diálogo antes que con armas.

Y un amante en el sentido general de al palabra: amante de las mujeres, de los libros, los viajes y el conocimiento, su gran obsesión. Un saludo

Joel David dijo...

Hey!!! realmente con los dos puntos de vista, realmente estoy muchísimo mas interesado en ir a verla para crearme mi propio punto de vista... ya les contaré qué me pareció, pero de primeras les digo que sea buena o mala "la trama o la historia de la película" si se que me va a encantar la manera en que fue realizada, no solo el "estilo teatral" sino también la fotografía.